El Secretario de Economía Popular, Rubén Daza, ponderó los alcances del Programa Primer Empleo impulsado junto a la Dirección de Educación Superior a cargo de Natalia García Goyena, con el objetivo de incorporar a jóvenes que realizan su primera experiencia laboral en ámbitos productivos de Jujuy.

Rubén Daza, secretario de Economía Popular.
Rubén Daza, secretario de Economía Popular.

Este proyecto, explicó Daza, está destinado “a aquellos estudiantes que cursan el tercer año de las tecnicaturas superiores” y destacó que lo que se busca es que ellos puedan “trabajar articulando la teoría con la práctica en el último tramo de su formación y puedan realizar un proyecto de trabajo en el campo, junto a los productores”.

En este sentido, destacó que se han realizado experiencias con los institutos educativos de Fraile Pintado, Yuto y Perico; y que a partir de marzo se realizará la convocatoria abierta en la que se difundirán requisitos a cumplimentar por parte de estos jóvenes técnicos, flamantes egresados que podrán acceder a este “primer empleo”.

Por su parte la Ingeniera Elsa Pereyra, coordinadora de la carrera de Técnico Superior en Gestión Agropecuaria del Instituto de Educación Superior Nº 6 de Perico, explicó: “pensamos cómo podíamos proyectar que las prácticas profesionalizantes se realicen en el campo, es decir, articulando los aspectos educativos y pedagógicos con los vinculados a lo productivo”.

A partir del trabajo con las carteras ministerial de Producción y Educación, subrayó Pereyra, “los alumnos participaron de los procesos formativos integrales que realiza la Secretaría de Economía Popular y tuvieron una práctica en campo real; además presentan una propuesta y podrán acceder a su primer empleo, haciendo una asistencia técnica directa en campo”.

Una de las alumnas del IES Nº 6 de Perico, Noelia Chocobar, de 22 años, participó de esta iniciativa y comentó sobre este trayecto: “Fue muy importante, estar ahí con los productores, hablar con ellos, estar constantemente viendo lo que están realizando en sus fincas, para poder enfocarnos en sus problemas y buscar soluciones”.

Víctor López y Gustavo López, que también realizaron las prácticas profesionalizantes y accederán a su primer empleo, se mostraron muy recompensados por la tarea realizada. Víctor subrayó: “desde mitad de diciembre empezamos a hacer la práctica de ir a campo, tomar datos, completamos unas fichas. Fue muy bueno, una cosa es lo que aprendés en el aula y otra cosa es ir allá y ver la situación de los productores”.

Resaltó el joven estudiante que uno de los problemas principales que han detectado es la falta de “canales de comercialización para sus productos”. Gustavo agregó que es necesario también trabajar en “la higiene y la seguridad con la que los productores trabajan”, entre otros aspectos enriquecedores para el ejercicio estudiantil.